viernes, 25 de junio de 2010

Eslovaquia dejó fuera al campeón Italia.

La selección de Eslovaquia, la única que debutaba en este Mundial, dejó fuera del torneo al vigente campeón, Italia, en un partido en el que fue superior a su rival y en el que el equipo italiano sólo entró, y a la heroica, en los minutos finales del choque.

Fue el encuentro con un final más intenso de lo que se lleva disputado de Mundial, sobre todo porque los italianos se vieron obligados a buscar con fuerza y coraje en los últimos diez minutos lo que no habían buscado hasta entonces.

Eslovaquia hizo el mejor de los partidos posibles y cualquier resultado que no le hubiera dado la victoria habría sido un castigo excesivo para los merecimientos que mostró sobre el terreno de juego.

La selección italiana apenas existió en el primer periodo, ya que ni por juego ni por ocasiones puso en apuros al ordenado equipo que entrena a Vladimir Weiss.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada