viernes, 18 de junio de 2010

Inglaterra se mostró incapaz ante un rival sin recursos.

Inglaterra se tuvo que conformar con un empate sin goles ante Argelia como consecuencia de su propia incapacidad para saber ganar el partido, ya que enfrente tuvo un equipo sin recursos, que sólo en la primera mitad dispuso de alguna opción de decantar el encuentro a su favor.

Ni en la primera, ni en la segunda parte estuvieron los ingleses a la altura de lo esperado, por lo que sólo la falta de recursos de su oponente permitió que sumaran un punto en un partido muy pobre por parte de ambos contendientes.

La selección inglesa se aproximó con timidez y de forma aislada durante la primera parte a la portería del equipo argelino, pero fue el conjunto africano el que llevó el peso del juego en este periodo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario