miércoles, 16 de junio de 2010

Nueva Zelanda hace historia empata 1-1.

Un cabezazo del neozelandés Winston Reid en el tercer minuto adicionado, le dio un punto a su equipo que, a pesar de ser inferior a Eslovaquia a lo largo de todo el encuentro, tuvo el acierto de marcar cuando nadie lo esperaba y tras no haber tenido apenas ocasiones para hacerlo.


La selección de Eslovaquia no pudo celebrar su estreno como equipo mundialista con una victoria ante la inocente Nueva Zelanda, a pesar de que adelantó en el marcador gracias a un remate de cabeza de Vittek al principio del segundo tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada