miércoles, 30 de junio de 2010

Paraguay gana en penales a Japon y esta en cuartos.

Tardaron en aparecer en la zona mixta. Los festejos deben haberse alargado más de la cuenta. No era para menos, acababan de conseguir un hito histórico para la selección paraguaya: clasificar a los cuartos de final de un Mundial...

Frente a los micrófonos, todos los jugadores de la Albirroja recordaron a Salvador Cabañas y expresaron sus sensaciones después del triunfo en la definición por penales ante Japón y destacaron la importancia que tiene el acceso a la próxima instancia para el pueblo paraguayo.

La mayoría coincidió en que todavía no son conscientes de lo que lograron. "Estando aquí todavía no lo dimensionamos, capaz que la gente lo disfruta mucho más estando allá. Y nosotros aquí, metidos en la concentración, en el vestuario, disfrutamos, pero sabiendo que todavía tenemos posibilidades para seguir sumando cosas. Por suerte pude hablar con mi mujer, mis hijos, mi madre, así que ya pudimos desahogarnos un poco y llorar", confesó ahora entre risas el capitán y arquero Justo Villar.

Por su parte, Roque Santa Cruz opinó también que para ellos "es muy difícil de dimensionar lo que se vive en Paraguay, nos comentan que es increíble".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada