lunes, 28 de junio de 2010

A pura contundencia, Argentina venció a México y está en cuartos.

Un error arbitral, un regalo del defensor mexicano Ricardo Osorio y una genialidad de Carlos Tévez, sirvieron a Argentina para derrotar a una inocente selección de México (3-1) y situar a los de Diego Maradona en los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica.

Serán los décimos que disputará la albiceleste, que se medirá a Alemania en una reedición de las finales del '86, la última que ganó Argentina, la del 90, que ganaron los germanos, y los argentinos buscarán revancha de la eliminación por penales que sufrieron en el mundial 2006, en cuartos de final.

Argentina logró la clasificación en un partido en el que se llevó un premio demasiado grande ante una México que le jugó de igual a igual, que le dio la batalla en todas las trincheras del campo, pero que pecó de falta de maldad a la hora de buscar el arco rival.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada