viernes, 18 de junio de 2010

Serbia dio la sorpresa y bajó a Alemania.

Serbia rompió una racha de cinco derrotas consecutivas en la Copa del Mundo y bajó los humos a la gran favorita del grupo D, Alemania, que en el minuto 37 perdió por doble amarilla a su máximo goleador, Miroslav Klose.

Alemania, deslumbrante en su goleada a Australia (4-0), quería sentenciar en Puerto Elizabeth y dejar resuelto su pase a octavos, pero Serbia necesitaba una victoria para seguir respirando, tras su derrota frente a Ghana, y aceptó el reto de disputar el triunfo a la triple campeona del mundo.

Joachim Löw alineó a los mismos que golearon Australia, en tanto que Radomir Antic introdujo tres cambios. Uno obligado, el de Neven Subotic por el sancionado Aleksandar Lukovic, y además puso en juego de salida a Zdravko Kuzmanovic y a Milos Ninkovic.


No hay comentarios:

Publicar un comentario