miércoles, 16 de junio de 2010

Sorpresota, Suiza vence a España 1-0.

España entró en escena y no tardó en convertirse en protagonista de este Mundial, en desafortunada protagonista, porque ya es la primera candidata al título derrotada en el torneo. Un serio toque de atención que no debe hacernos dudar de este equipo, de su idea y de su estilo. Fue un encuentro que recordó amargamente al choque contra Estados Unidos en la última Copa Confederaciones.

Dominio absoluto de España, con una abrumadora superioridad en la posesión del balón y en el remate, pero triunfo del rival. Aquel día, los estadounidenses; esta vez, los suizos, un combinado tan correcto como discreto, que hizo lo que supo y no pretendió ir más allá. Se encontró con un gol producto del error y del infortunio hispano y supo después administrar su renta.

El tropiezo eleva el nivel de exigencia para la Selección en esta primera fase, donde ya no se admiten más errores. En estos torneos tan cortos y de tan alta exigencia se permite, en el mejor de los casos, un tropiezo. España ya ha gastado ese comodín.


1 comentario: