lunes, 14 de junio de 2010

Sufrido pero justo triunfo de Holanda en el debut.

La superioridad de Holanda ante Dinamarca a lo largo de todo el partido no encontró premio hasta que un gol en contra del conjunto danés abrió el marcador y encarriló un triunfo indiscutible de los holandeses ante un rival que nunca estuvo cerca de la victoria.

Daniel Agger marcó contra su propia valla (la FIFA, erroneamente, se lo contabilizó a Simon Poulsen) en la primera jugada del segundo tiempo y así abrió el marcador, en tanto que Kuyt aseguró el triunfo local a cinco minutos del final de un partido en el que los merecimientos de Holanda para ganar resultaron incuestionables.

La selección holandesa ya llevó el peso del partido a lo largo de todo el primer periodo, aunque su aproximaciones al arco danés fueron muy pocas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario