lunes, 29 de abril de 2013

Madrid apela a orgullo contra Dortmund.

Después de una semana en la que mito y realidad se confunden en el recuerdo de algunas remontadas que salpican la historia del Real Madrid, José Mourinho quiso recordar el lunes que hará falta algo más que unos viejos fantasmas para doblegar al Borussia Dortmund.

"Vamos a jugar y a intentar estar por delante. Si nos ponemos 1-0 nos faltarán dos goles para ganar'', dijo Mourinho en rueda de prensa. ``Hay que ir minuto a minuto, gol a gol y hasta el último suspiro''.

"Yo quiero agresividad mental y en ese sentido tenemos que ser más equipo'', añadió.

El Madrid enfrenta el martes una de sus empresas más complicadas. Debe remontar el 4-1 que le endosó el Dortmund en Alemania si quiere disputar su primera final de la Copa de Europa en 11 años el próximo 25 de mayo en Londres.

Poco después del revolcón de Dortmund, el madridismo empezó a lamerse las heridas. Por ejemplo, el canal oficial Real Madrid Televisión lleva días emitiendo algunas de esas viejas remontadas, que lideró el ya fallecido Juan Gómez ``Juanito'' en los años 80.

La afición, que abarrotará el Santiago Bernabéu, cree en el peso de su escudo y en las nueve Copas de Europa que adornan la vitrina merengue. Mourinho también cree, pero quiere un equipo comprometido y una nueva actitud. El entrenador recordó que el artillero Robert Lewandowski, autor de los cuatro goles del Dortmund en el partido de ida, no recibió una sola falta en 90 minutos.

En Alemania, el técnico portugués adelantó su alineación la víspera. Ahora, no ha querido hacerlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario