jueves, 6 de junio de 2013

Mexicanos enojados por que no pudieron entrenar a puerta cerrada.

Un miembro del cuerpo técnico mexicano, en tono muy molesto, cuestionaba: ¿Esto qué es? Esta es una falta de respeto, nosotros pedimos un entrenamiento a puerta cerrada.

Acto seguido se acercaron dos funcionarios de Pandeportes y le dijeron que la cancha de entrenamientos estaba cerrada (pero el recinto deportivo no tiene paredes), lo que encolerizó al mexicano. “Ustedes se están burlando de mí”, dijo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario