domingo, 7 de septiembre de 2014

Panamá deja ir la victoria y empata a dos goles contra Costa Rica.

La selecciones de Panamá y Costa Rica protagonizaron el mejor partido realizado hasta el momento en la Copa Centroamericana, en el cual empataron a dos tantos y tuvieron un cierre de partido vibrante, de ida y vuelta y lleno de acciones ofensivas.

El primer tiempo del partido salió dentro de lo previsto en las horas previas al mismo. El encuentro en el Cotton Bowl fue disputado con mucha intensidad, permanentes faltas y roces entre los adversarios. Quizás la iniciativa estuvo un poco a cargo de Panamá, usando la presión constante con superioridad numérica de hombres en cada jugada, obligando a Costa Rica a jugar muy apresurado, con velocidad y sin precisión.

El continuo pelotazo a espaldas de los centrales fue la única arma expuesta por Costa Rica en esta primera mitad y allí Harold Cummings y Román Torres, unidos al portero Jaime Penedo controlaron todo. Al final la constante lucha y pelea del delantero Blas Pérez originaron un par de llegadas a favor de los canaleros sobre el arco defendido por el meta Daniel Cambronero pero no pasó a mayores y se fueron al descanso 0-0.

Con tan solo 5 minutos de iniciada la segunda mitad, tras el cobro de un tiro de esquina al segundo palo, donde Torres la bajó de cabeza al centro del área, el "súperatón" Pérez anticipó la marca de Oscar Duarte y de volea abrió el marcador para el 1-0.

Esta situación facilitó el manejo del partido para los dirigidos por Hernán Darío Gómez, que comenzaron a tocar el balón y trasladarlo de lado a lado en su terreno para obligar la salida de los “ticos” quienes poco a poco se fueron desprotegiendo y dieron ventaja a la zona ofensiva de Panamá. Los canaleros se aprovecharon de nuevo en el minuto 71 para ampliar la ventaja a 2-0 por intermedio de Roberto Nurse quien marcó su primer tanto con la camiseta nacional después de un centro originado desde la zona derecha.

Pero el conjunto orientado por el exmundialista Paulo César Wanchope estaba lejos de darse por vencido y con acciones individuales fue inquietando la defensa panameña. En el minuto 80 Johan Venegas vino desde el banco para conseguir el descuento después de un par de regates sobre la zona derecha, enganchando hacia afuera y rematando fuerte a ras de césped, para el descuento.

Cinco minutos más tarde, por el mismo sector otra buena jugada de Venegas terminó en una falta del capitán Torres dentro del área y fue sancionada como penal. Cobró Celso Borgues y venció a Penedo para el 2-2.

Pero el asunto no terminó allí y el fútbol que faltó en el primer tiempo, siguió apareciendo al final y en una reacción ofensiva de Panamá a dos minutos del final del compromiso, nuevamente el árbitro salvadoreño Joel Aguilar marcó penal por aparente falta sobre Blas. El cobro fue tomado por Gabriel Gómez y pese a la fortaleza del mismo, este fue espectacularmente atajado por Cambronero, evitando de esa manera la derrota costarricense.

El 2-2 dejó abierta la serie para la jornada del próximo miércoles, donde Panamá depende de sí mismo y necesita superar a Nicaragua por más de tres tantos para avanzar a la final. De lo contrario, cualquier otro resultado le dará el pase a la final de la Copa Centroamericana a Costa Rica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario